El vino siempre tiene historia, que nos emociona !

Una de las cosas que siempre digo, es que un vino es más que un simple líquido embotellado. Detrás de un vino hay siempre una historia, una familia, una historia de superación, de trabajo, y, aunque siempre digo que toda empresa se crea para ganar dinero, la historia es la que nos gusta, la que explicamos, la que nos atrae. En definitiva, es lo que nos emociona.

El pasado sábado día 2 de febrero tuvimos de nuevo la oportunidad de probar esos vinos con historia. En este caso se trata de la familia propietaria de la Bodega La Ficaria (http://www.ficariavins.net), Jaume Roca y Montse Castro, quienes están al frente de este proyecto que nació en 2003 y que desde entonces, nos aportan estos magníficos vinos.

Como todos los comienzos, no fue facil, trabajando con lo justo, y vigilando cada movimiento, eligieron comenzar con el que es su buque insignia. Un vinazo llamado PATER y que no puede, ni debe faltar en ninguna bodega. El concepto de trabajo es bajo el manto del ecologismo, con tintes biodinámicos , realizando los trabajos justos en el campo para evitar una mayor intrusión en el campo.

Los vinos que probamos fueron 4 de los 6 que disponen en el mercado. Comenzamos por “Matraketa blanc 2018”. Un vino 100% de garnacha blanca, proveniente de una sola finca de suelo arcillo calcáreo. Fermentado en tanques de acero inoxidable y con una crianza de 4 meses junto con las “mares” en el mismo depósito. Con una limitación de 908 botellas. Un vino suave, de acidez elevada y de fermentación espontánea. Ligero y de paso rápido, invita a la conversación y al distendimiento. Pero, ¿donde está la historia detrás?.

matraketa-blanco-1 El vino siempre tiene historia, que nos emociona !

Este vino ya tiene un tiempo en el mercado y cuando se creó, para el nombre tuvieron en cuenta al hijo pequeño, que siempre estaba dando guerra o “dando la matraca”. Para aquellos que ya tenemos una edad, se acordarán de la matraca, aquel aparatejo de madera que hacía un sonido bastante molesto. De ahí el nombre del vino, como el niño era pequeño, pues “matraketa”. Un nombre muy bonito con una pequeña historia detrás.

Otro vino que probamos fue el Matraketa tranquil, 100% garnacha negra del 2017, cultivado en una misma finca igual que el anterior, en suelo de arcilla y piedra caliza. Sin sulfitos, lo que en vinos ecológicos se traduce en muy poca cantidad de SO2 según reglamentación y que lo convierten en vino natural. Fermentado en barro y con 4 meses de crianza con las mismas “mares”.

matraketa-blanco-1 El vino siempre tiene historia, que nos emociona !

Es un vino de color suave, mate, tirando hacia un color teja curioso pese a no tener evolución. Y es producido por el exceso férrico de la arcilla roja del terreno.

El tercer vino que probamos fue el “Èlia 2017”. Nombre procedente de su hija y cuya etiqueta es su ojo y su nombre escrito por ella. Otra historia bonita. Es un coupage de Garnacha negra (70%), Cabernet Sauvigon (20%) y Syrah (10%). También en tipo de suelo arcillo calcáreo y con 6 meses de crianza en barricas de roble francés.

Es un vino natural que, para los que lo vayais a consumir en casa, necesitará de apertura previa sin necesidad de decantación. Las uvas proceden de tres fincas y tiene un tanino persistente, con la madera muy intensa. En nariz predomina la garnacha, pero hay tonos de fruta procedentes del syrah muy intensos. En boca es estructurado y potente.

matraketa-blanco-1 El vino siempre tiene historia, que nos emociona !

Y por último llegamos a la joya de la corona. Ese fino de calidad que siempre debe estar presente en cada casa, acompañando un buen solomillo y una buena conversación. El Pater, en honor al padre de Joan como no podía ser de otra forma. Elaborado con 100% garnacha, y con vides de entre 30 y 80 años, y una crianza de 9 meses en barricas de roble francés de 225 lt. Color intenso y en nariz mentolados, pimienta negra y chocolate predominante. En boca es envolvente, elegante, intenso, fruta negra y te pide relax y concentración.

matraketa-blanco-1 El vino siempre tiene historia, que nos emociona !

Son vinos básicos para probar y tener siempre en casa. No os los podeis perder. Y como siempre son vinos para disfrutar.

SaLud

matraketa-blanco-1 El vino siempre tiene historia, que nos emociona !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.