Hoy es la noche de San Juan. Noche mágica donde las haya, en donde el fuego siempre ha tenido especial protagonismo en esta noche del solsticio de verano. Fuego originario de las primeras celebraciones paganas y que luego, adjudicándose a San Juan, se cristianizó.

     Este año, más o menos como el año pasado, el fuego será complicado en muchos de los lugares por el tema Covid. Pero en otros muchos si que, tomando las medidas de seguridad pertinentes, se podrá celebrar.

     El fuego tiene carácter purificador y en los días que estamos viviendo, aún más si cabe. Y es que las tradiciones mágicas que rodean a esta noche, son infinitas. Los tradicionales saltos a las hogueras, 7 en algunas comunidades, pero 9 por ejemplo en Galicia. No os olvidéis que allí es tierra de “meigas”. Igual que anotar en un papel aquello de lo que nos queremos deshacer y lanzarlo al fuego. Bañarse en el mar o saltar las olas a falta de fuego o de más a más, puede ser otra opción. Si por el contrario no eres de los que saltan las olas, pero te gusta el agua,  puedes quedarte en la orilla y esperar a que tres olas te mojen los pies y pedir un deseo.

     Otra opción son las hierbas de San Juan, se recogen diferentes plantas aromáticas y se ponen en agua durante toda la noche. Al día siguiente, hay que lavarse con esa agua para buscar la purificación y la sanación. Y es que el agua siempre se ha asociado a poderes curativos y sanadores. Como la opción de al dia siguiente de la noche de San Juan, ir a un manantial y beberla por que posee este tipo de poderes curativos.

     Todas las tradiciones y culturas tienen sus ritos y sus iniciaciones en esta fecha. Mucha de ella proveniente de la antigüedad y de la ignorancia que producía el desconocimiento del movimiento de los planetas alrededor del sol y que generaba que este proceso físico, se achacara a la superstición y la superchería.

     Desde aquí os quiero sugerir unos vinos para también combatir a los malos espíritus, pero esta vez desde dentro. Dejemos que el Dios Baco, actúe a través de su liquido mágico y riegue la felicidad de nuestro interior, expulsando a todos lo negativo que tengamos dentro.

     Y como es cosa de magia y brujas, y estamos comenzando el verano con su “caloret” pues comencemos con “La Bruixa” de Xavi Nolla. Un vino emotivo que emociona desde el primer momento. Vino blanco de la Terra Alta, un “brisat”. Un vino Brisat o Brisado es aquel en donde la uva fermenta con su piel y semillas (sin rapa en este caso) y se macera, como si fuera un vino negro, pero con uva blanca durante 15 días.  Uvas procedentes de terrenos salinos, antiguas dunas fósiles.      Y es un vino aéreo, evolucionado en la copa, de tonos salinos, y seco. Es un vino sin filtros, sin clarificar con battonage de 3 meses y fermentado con levaduras salvajes. Garnacha Blanca en un 80% y Macabeo en un 20% de cepas viejas, siendo un vino fresco.

la bruixa

     Si con una bruja no tienes suficiente, juntemos unas cuantas. Eso es lo qaue han hecho en Bodegas Torres, en su magnífico vino “Pazo Das Bruxas”. Un vino en homenaje a las meigas gallegas que antes comentábamos. Tierra de seres míticos y milenarios que circulaban por los bosques y vivían en Pazos.  Un Albariño de la D.O. Rías Baixas con uvas procedentes de O’Rosal y Salnés. De terreno pedregoso y un clima cláramente atlántico. En donde la primavera es precoz, el verano seco, el otoño lluvioso y el invierno suave. Nos regala este inmenso vino de un intenso amarillo brillante, con notas de flor blanca, cítricos y melocotón. En boca es amplio goloso, y con una franca acidez. Un vino aromático, fragante y jugoso que hará que os deleteis esta noche mágica.

     Pero a lo mejor eres de tintos para noches como estas. Y que mejor que un vino mágico . Un “Com Gat i Gos Selecció” de Cellers Baronía del Montsant. Un vino, donde su enólogo Xavier Canals ha querido salir del encorsetamiento que supone las D.O, en este caso la D.O. Montsant, y ha hecho un vino esencialmente mediterráneo con uvas procedentes de diferentes fincas y con diferentes microclimas.

     Un vino creado con Garnacha negra de 60 años de la Terra Alta que le aporta Color y estructura; una Cariñena de 400 de la Terra Atla que le aporta un punto de acidez otorgando frescor y durada. Una Garnacha negra de 80 años de Cornudella del Montsant, buscando un punto de golosidad y amabilidad en boca. Y un porcentaje pequeño de Cabernet Sauvignon, Syrah y tempranillo para dar volumen y armonía. Un absoluto espectáculo de vino que ahuyentarán seguro, los malos espíritus.

com gat i gos selecció

     Si queréis celebrar que los malos augurios ya por fin se están borrando de nuestras vidas, que mejor que un cava. Y como estamos en noche milenaria, que mejor que un Cava Ancestral de loxarel  A Pèl. Un espumoso que no está dentro de la D.O. Cava, sino dentro de la D.O. Penedés, elaborado por celler Loxarel con 100% Xarel.lo de viñedos propios. Las uvas, una vez vendimiadas, fermentan en la bodega junto a las pieles con levaduras salvajes en vasijas de barro  de 1000 litros y acabándolo en la botella. Así es el método ancestral, una sola fermentación. Diferente al estilo Champanoise en donde se producen dos fermentaciones.

     Sea cual fuere el que escojáis, que todos vuestros deseos se conviertan en realidad  y sobre todo, que todo os vaya bonito ¡!

SaLud

SaLud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.